Además de endulzarse la boca, las personas solidarias que nos acompañaron el sábado en el Centro Comercial los Olivos, endulzaron también su corazón y el de otros muchos que están luchando por encontrar una cura para el Sarcoma de Ewing. Gracias a todos y también a los voluntarios que nos acompañaron ese día y como no a Pastelería Segado que nos donó los roscones con los que hemos conseguido otra inyección a la hucha para donar a los proyectos de investigación, que en breve os anunciaremos.  

0