Hoy hemos estado en DIVERNATURA PARK, gracias a la generosidad de Jaime y todo su equipo.

Ha sido un día precioso donde se escuhaba el ruido de los pájaros mezclado con la risas de los niños, eso me hizo recordar cuanto le gustaba salir al campo a Candela y la alegría que le daba cuando estábamos ingresadas en el Hospital Niño Jesús, que los oncólogos nos dieran permiso para ir a pasear al retiro.

Candela era de Guadarrama y le hubiera gustado mucho conocer este lugar. Este parque es un privilegeio para este pueblo. Lugar ideal para hacer una actividad en familia. Con muchas actividades para niños y grandes, un bar estupendo y sobre todo un equipo de monitores encantadores que te hacen sentir que estás en familia.

Se han acercado a nuestro puesto familias para interesarse sobre el Sarcoma de Ewing, sobre el cáncer infantil, incluso sobre mi experiencia de vida al tener una hija que padeció y falleció de un cáncer.

Siempre que puedo doy testimonio de mi misma cuando veo que eso puede hacer que la gente que me escucha se de cuenta de que la realidad de sus vidas con sus hijos al lado es maravillosa y hacerles entender que ser solidario es muy gratificante y necesario.

 

Allí  conocí a muchas personas que entendieron mi lucha por lograr que nuestros investigadores continúen con su labor y de esta manera lograr que otros muchos niños con Sarcoma de Ewing tengan el futuro que Candela no tuvo.

¡¡ Gracias a todo el equipo de DIVERNATURA PARK por vuestra generosidad, simpatía y cariño que me mostrastéis durante todo el día que pasá alli !!.

Y gracias también a todos los corazones solidarios que os acercásteis al puesto, sonreisteis y comprasteis. !!.

En nombre de todos los niños con cáncer y de sus familias….GRACIAS

0