El 25 de Abril nos reunimos mucha gente en la Iglesia de la Lanchuela para recordarte. Eramos muchos, muchos los que te querían, te echaban de menos y querían recordarte. Estaba el parroco Nacho que hablo desde el corazón, pero siempre desde el altar. Pero esa tarde a todos nos conmovió el testimonio que tres de tus compañeras quisieron compartir y por eso los escribo a qui.

Queridísima Candela:

Sé que ya no estás aquí pero también sé que nos ayudas como si fueras nuestro ángel de la guarda,haces todo lo posible para cuidarnos desde el cielo.

Cuando te fuiste me pasé cincuenta mil días llorando pero al final me di cuenta de que no vale la pena llorar por alguien que se ha ido sino estar felices de todos los recuerdos que nos has dejado y dar gracias por todo lo que nos has enseñado.

Candela nos has enseñado, que nunca hay que rendirse, que todo es posible, que la vida es un regalo y que hay que aprovecharla a tope, que la vida sin una sonrisa ni es nada, que estar triste no sirve para nada,, que los problemas no se arreglan sólos, que ser valiente te permite envrentarte a todos tus miedos..

Candela, cuando viniste al cole, Jesús te mando directa a nuesro curso, ya que éramos los peores niños de todo el colegio, esto es lo que decían los profesores. Gracias a ti nos hemos convertido en mejores personas.

Nos has enseñado que un grupo es como una familia, si le pasa algo a alguien nos pasa algo a todos, si uno está triste todos están tristes. Nos has hecho los niños mas felices ya que hemos tenido la oportunidad de haberte conocido.

Gracias a tu maravillosa familia la Asociación Candela Riera está ganando un montón de dinero y seguro que al final se encuentra la cura de esa enfermedad tan rara, el Sarcoma de Ewing.

Ya hace un año que te has ido y has dejado una gran huella en un montón de corazones y por eso sigues teniendo en nuesra clase una mesa y una silla.

Me acuerdo del último día que te vi, estábamos en Gran Plaza y le hicimos una broma a tu padre. La broma consistia en que probase esas chuches asquerosas que te pueden tocar con sabor a vómito, fresa, comida de perro, limon,..pero tuvimos la mala suerte que escogió la que tenía mejor sabor pero aún así nos reímos mucho.

También me acuerdo de la fiesta de tú cumpleaños que con tanto cariño preparó tu familia. Fuimos las dos clases y todos nos lo pasamos genial: bailando, cantado, jugando al futbolín, haciéndonos fotos y…lo mas importante es que estábamos todos juntos.

Cuando me pongo triste pensando en tí, veo tus musica.lys que con tanta facilidad hacías y por cierto te salían genial.

Candela t evoy a decir palabras que te describen como eres: valiente, súper fuerte, luchadora, alegre,divertida,buenísima persona y cómo no, loquísima.

Un beso muy grande Candela .

 

Tellevamos en nuestros corazones.

Contamos contigo y no te olvides de cuidarnos desde el cielo. Te queremos muchísimo.

(tu amiga y compañera Belén)

0