Margarita, una mamá que conoció que una niña del colegio de sus hijos después de luchar contra un doloroso cáncer y de afrontarlo con una enorme sonrisa, planteó en la empresa donde trabaja, correos, si nuestra Asociación podía participar del mercadillo interno, para los empleados, que realizan cada año dentro del área de Responsabilidad Social Corporativa.

Fué una mañana muy entretenida porque pasaron por los puestecitos muchas personas con un gran corazón, que en vez de ir a un gran almacen a comprar el regalo de la madre, decidierón comprar regalos en los puestos que estábamos en el mercadillo, que pesan mucho porque van cargados de esperanza.

Gracias, de corazón a Margarita, A Elena y a Beatriz.  Y muchísimas gracias a todas las personas solidarias, empleadas de Correos, que nos ayudásteis a engordar nuestro fondo para financiar el proyecto de investigación sobre Sarcoma de Ewing que proximamente vamos a financiar.

0